Indagando
Just another WordPress.com weblog

La cara social de la moneda

Botellón: Reunión masiva de jóvenes de entre 16 y 24 años, fundamentalmente, en espacios abiertos de libre acceso, para beber la bebida que han adquirido previamente en comercios, escuchar música, y hablar (A.Baigorri, R.Fernández, GIESyT, “Botellón, un conflicto postmoderno”, Icaria, Barcelona, 2004).

Los conejillos de indias que ha utilizado la USC además de formar parte de un problema sanitario como lo es el consumo de alcohol, también son los protagonistas del fenómeno social que más controversia ha causado en los últimos años. Cada fin de semana miles de jóvenes se reúnen en plazas y parques para beber y charlar antes de comenzar la ruta por las discotecas. El alto precio de las copas en los locales y su mala calidad son algunas de las razones para consumir alcohol en la calle. Surge también como una alternativa de ocio: la conversación animada frente a las palabras entrecortadas de una charla inaudible en una atmósfera de pum pum tecno- house. Los que acuden al botellón buscan divertirse, comunicarse, bailar, cantar… Bongos, guitarras y risas… pueden oírse en las noches de la Alameda compostelana, de la Plaza del Humor coruñesa o del Campillo de Pontevedra. Sin embargo los excesos provocan muchas veces altercados, molestias a los vecinos y vandalismo. Esto ha ocasionado que en las Comunidades Autónomas se aplicara la Ley Antibotellón prohibiendo beber alcohol en la vía pública. A pesar de esto el botellón se repite semana a semana en las ciudades de toda España. Como alternativa, y buscando además regular el consumo de alcohol entre los jóvenes, el Ministerio de Sanidad elaboró un borrador de Ley de Medidas Sanitarias para la Protección de la Salud y la Prevención del Consumo de Bebidas Alcohólicas por Menores. Entre las medidas que se recogen está la unificación de la edad mínima para poder comprar y vender alcohol (dieciocho años). Establecimientos como los supermercados o tiendas 24 horas no podrán vender alcohol desde las diez de la noche hasta las ocho de la mañana. Así, se prohíbe el consumo de alcohol por menores en las vías y zonas públicas y en cualquier tipo de establecimiento de acceso público. La Ley también prohíbe la venta y el consumo de alcohol a cualquier persona (no sólo menores) en centros de protección y de atención a menores; instalaciones deportivas, recreativas, centros de enseñanza y en cualquier otro lugar donde se realicen actividades dirigidas a menores. Finalmente este proyecto de ley se quedó en borrador ya que las múltiples críticas impidieron su aprobación. De todas formas, los distintos gobiernos autonómicos y el Ministerio de Sanidad continúan haciendo frente al alcohol mediante campañas publicitarias.

Unha resposta to “La cara social de la moneda”

  1. […] familiares. Así las cosas, combatir el patrón de consumo BD, se convierte en un proceso de resocialización que nuestra época pide a […]


Deixar unha resposta

introduce os teu datos ou preme nunha das iconas:

Logotipo de WordPress.com

Estás a comentar desde a túa conta de WordPress.com. Sair / Cambiar )

Twitter picture

Estás a comentar desde a túa conta de Twitter. Sair / Cambiar )

Facebook photo

Estás a comentar desde a túa conta de Facebook. Sair / Cambiar )

Google+ photo

Estás a comentar desde a túa conta de Google+. Sair / Cambiar )

Conectando a %s

%d bloggers like this: